Qué tipo de coordinacion se desarrolla en el baloncesto?

¿Qué tipo de coordinación se desarrolla en baloncesto?

Coordinación óculo-‐pédica: podemos afirmar que ésta es la gran olvidada en baloncesto. La lateralidad y el dominio de los pies también tiene una gran importancia en éste deporte.

¿Qué capacidades motoras se desarrollan en el baloncesto?

Flexibilidad, Capacidad Aeróbica, Potencia Aeróbica, Potencia y Fuerza Muscular, Velocidad, Resistencia Cardiovascular, El pulso, Frecuencia Cardiaca.

¿Cuáles son los 4 tipos de beneficios que desarrolla la práctica del baloncesto?

¿Cuáles son los principales beneficios?

  • Mejora la coordinación.
  • Aumenta la resistencia.
  • Desarrollo de la agilidad, habilidad locomotriz y la rapidez de reflejos.
  • Una mayor concentración y una espectacular rapidez de reflejos.
  • Cuida y protege el sistema cardiovascular y mejora la resistencia muscular.

¿Qué capacidades condicionales predominan en el basquetbol?

Con una mayor concreción, Lorenzo (1998)9 considera que las cualidades físicas predominantes son: velocidad de reacción, capacidad de aceleración, velocidad gestual, fuerza explosiva y resistencia a los esfuerzos máximos (velocidad, fuerza explosiva).

¿Qué capacidad condicional aparece en el basquet?

El entrenamiento condicional es un soporte básico para optimizar el rendimiento técnico-táctico del jugador. Fuerza como única capacidad condicional básica, orientada hacia distintas condiciones de velocidad y resistencia. -Resistencia de secuencia de acciones (de corta, media y larga duración).

¿Cuáles son las cualidades fisicas que se desarrollan en el voleibol?

Bellendier (1999), establece como cualidades atléticas determinantes para el rendimiento del jugador de voleibol la fuerza, resistencia, velocidad, saltabilidad y flexibilidad / movilidad articular.

ES IMPORTANTE:  Tu preguntaste: Qué significa FMB en basquetbol?

¿Qué desarrolla el baloncesto?

Los resultados de practicar el “deporte ráfaga” en el organismo son numerosos y entre ellos se observa: Durante la infancia: mayor desarrollo de estatura, masa muscular, reflejos y agilidad. En adultos: favorece la buena circulación sanguínea, capacidad pulmonar y limpieza de las vías respiratorias.